marzo 2019

Algunas veces deseo cortarme el pelo lo más corto posible sin parecer un hombre. Otras veces quiero que mi pelo llegue hasta mi cintura. Decisiones, y más decisiones. Creo que mi mamá puede detectar que son etapas porque se muestra dubitativa ante mis decisiones.

Estoy a marzo de 2019 , 10 kilos demás, mis jeans no me entran, parezco un chanchito. Sigo eternamente soltera, me siento encerrada en una caja de la que no puedo salir. Extraño a mi primo con toda el alma, y siento que esa bala que lo mato me mato a mí también. No sé cuánto durara este duelo, pero me está consumiendo.

No estoy estudiando nada, ni trabajando, pero tampoco puedo escribir porque estoy triste. Y no quiero que mi blog se trate solo de eso.

Todo es una mierda, pero  che, la estoy remando. Podría ser peor. Podría ser peor.

Tengo ganas de tocar la guitarra.

Un comentario sobre “marzo 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s