Segundo acto : Amor.

Saludos acto : Amor.

De mis primos, Marcos siempre fue el más unido a Javier y a mí. Sobre todo a Javier, con el pasar de los años se volvieron eternos compinches. Jugaban a los mismos videojuegos online, se quedaban hasta tarde hablando por un programa que los dejaba comunicarse por el micrófono de la computadora. Entrenaron juntos para estar mejor físicamente, casi todos los días en el patio de la casa de mi abuelo quien les daba concejos.

Y en la última parte de su adolescencia y casi toda su adultez, Marcos vivió junto a mi abuelo. Haciéndole compañía, viendo películas, ayudándolo con la tecnología que a él le costaba comprender. Y Ricardo a cambio le contaba historias, que siempre le enseñaban algo para practicar en su vida diaria.

Marcos así aprendió muchas cosas, algunas que a mí me cuestan aun comprender. Él siempre fue feliz, no quería nada más en su vida de lo que ya tenía, estaba conforme. Disfrutaba estudiar derecho, trabajar, hacer ejercicio, y no sentía rencor por los problemas que la vida le daba, que quizás a uno en un mal momento nos deja sin aire. Él siempre se superaba, quizás por eso siguió siendo admirado por Javier y yo.

Marcos es más grande que mi hermano Javier por seis meses, no es mucha diferencia , pero mi hermano siempre lo vio como un ejemplo a seguir, y mi primo siempre estuvo dispuesto a darle un concejo, o una palabra de aliento.

La verdad es que yo no conozco el amor verdadero en primera persona, llegue a verlo de lejos gracias a mis padres toda mi niñez. Cuando uno crece empieza a verle defectos al amor entre los padres de uno. Quizás porque ya no los admiramos como antes.

Pero volví a verlo de lejos gracias a Cali y Marcos. Mi primo conoció al amor de su vida , Cali, en la facultad. Cuando la presentó a nuestra familia yo me quedé sorprendida, mi primo siempre fue coqueto, no vanidoso, la palabra es coqueto. Le gustaba cuidar su apariencia, y mostrarles a todos que sabía que era atractivo, comparándose con Luis Miguel de joven, o cualquier artista del momento. Y la verdad es que mi tías y yo veíamos parecido. Pero todo era en broma para él. Debido a esto pensé que sería un chico difícil para conquistar.

Pero Cali lo había enamorado, un amor puro y honesto. Ambos conocían las debilidades del otro, y se complementaban. Yo los admiro, y me prometí buscar el amor verdadero, no los romances que los jóvenes viven ahora, que son pasajeros, yo vi en ellos un amor que solo pensaba que existía en libros.

Entonces, Cali quedo embarazada de Valentino, no voy a mentir, fue una sorpresa. Ambos tenían 24 años, y no habían terminado los estudios, pero el amor por Valentino que ni siquiera sabíamos que era varón todavía ya era demasiado fuerte por parte de todos. Y acompañamos a la pareja lo mejor que pudimos.

Marcos Valentino Sáez Piovano nació, y todos caímos bajo sus encantos. Mi abuelo sobre todo, al tener su primer bis nieto en brazos prometió cuidarlo para siempre.

Y si bien le dolió la partida de Marcos , ya hecho un hombre, para vivir con su joven familia, lo acompaño en el proceso de mudanza. Y mi primo una vez a la semana lo visitaba, siempre fiel a Ricardo, que fue su guía durante muchos años.

Como dije antes no voy a mentir, nada es perfecto la joven familia tuvo problemas. Pero los superaron, y Marcos aprendió de sus errores, y mantuvo su familia unida.

Valentino tenía siete meses, Cali estaba cuidándolo en casa una tarde. Marcos había salido de un cajero con el ticket de la transacción en la billetera. Y se subió a su moto KTM que había comprado hace poco.

Las historias de vida tienen un principio y un final, la vida es como un hilo que se estira hasta que no aguanta más. Nadie sabía que el hilo de la vida de Marcos era más corto y débil que el de los demás.

Queriendo robar su motocicleta lo persiguieron cuatro cuadras, y al final le dispararon dos veces, una bala paso por su axila, y otra impacto contra su pecho. Perdió sangre, e impacto contra un paredón. Muriendo en el acto.

Marcos murió, pero las vidas de mi familia y el resto siguieron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s