Writing about you: Capítulo doce.

Estaban acostados en la cama de Valeria, enredados uno con el otro, mientras miraban una película de terror de mala calidad en cuanto a historia. Cuando Peter  lanzo una bomba que la dejo totalmente helada.

—¿Qué te parece si este fin de semana vamos a la casa de mis madre?—Luego de esto,Valeria se separó de él y lo miro a los ojos.

—¿Estás seguro?—Preguntó ella, sintiendo como su piel se enfriaba.

—Sí, ¿Tu no?—Preguntó el.

—Claro que quiero conocerlos—Respondió ella con una sonrisa forzada. Para luego levantarse de la cama no sin antes darle un beso casto a Peter.

—¿A dónde vas?—Dijo curioso el rubio.

—A mi oficina, tengo que trabajar en un artículo.

—Pero estamos viendo una película…

—No puedo atrasarlo mas—Dio ella, aun con su sonrisa falsa para luego salir de la habitación, cerrandola puerta detrás de ella suavemente.

Sus piernas se movieron con rapidez por el departamento, hasta encerrarse en su oficina, su computadora ya estaba encendida.

Se sentó frente a ella y movió sus dedos como loca por el teclado, haciendo que las oraciones se formaran como arte de magia. Dejando una perfecta escena, donde los vidrios eran de cristal y las conversaciones eran poesía.

“Los padres de Peter estaban encantados por Valeria, aceptándola en el acto como parte de su familia…”

**

Valeria Pérez nunca había  visto una casa más grande y extravagante.Parecía sacado de la película American Gangster con Denzel Washington. Y lo peor de todo es que Peter le había dicho que no se arreglara y  que fuera con jeans y una camisa.

Cuando cruzaron todo el camino hasta el porche de la cara, y la puerta de la casa se abrió la madre de Peter apareció con un vestido coctel negro, y su cabello rubio perfectamente arreglado , combinando con un maquillaje clásico.

—Oh…—Dijo la mujer, mirándola de arriba abajo, con una mueca que se volvió  una sonrisa al ver a su hijo—Tu debes ser Valeria— dijo la mujer luego de besar la mejilla de su hijo.

—Sí—Murmuró la castaña evitando mirarla  a los ojos.

—Bueno, por favor pasen, no se queden ahí—Alentó la rubia haciéndose a un lado para que entraran a la mansión que casi era un castillo.

**

Valeria no podía estar más incómoda, había un millón de cubiertos a cada lado de su plato, y ella solo podía limitarse a copiar lo que hacía Peter, y lo peor es que su madre parecia darse cuenta de su problema y la miraba como un halcón esperando atrapar a su presa.

—Y dime,Valeria, ¿De que trabajas?—Pregunto la señora, haciendo que la castaña casi se atragantara en un  pedacito de soufflé. Pero se recuperó y con una sonrisa dijo.

—Soy escritora par aun diario—La mujer soltó una risa como si le hubieran contado un chiste, pero al ver que ambos jóvenes se quedaban en silencio trago en seco y dijo:

—Oh…pensaba que eras diseñadora gráfica y fotógrafa como mi hijo.

—N-no.

—Es un lindo hobbie—Dijo la mujer para luego tomar un sorbo de su vino.

Roja como un tomate Valeria quería esconderse debajo de la mesa y desaparecer para siempre. Pero siguió comiendo su soufflé y mirando de reojo a Peter que miraba a su madre retándola con la mirada.

**

Peter la dejo en su departamento pero cuando la chica estaba por abrir la puerta para dejarlo atrás , él puso su pie antes de que la cerrara y la miro con una sonrisa.

—¿Piensas que voy a dejarte así?

—Peter, realmente no quiero hablar.

—Solo déjame pasar para que te prepare un café.

Luego de suspirar ella abrió el resto de la puerta, y camino hacia su habitación dándole la espalda, dejándolo que se moviera como quisiera por el departamento.

Peter estaba caminado a la cocina cuando vio que la oficina de Valeria estaba abierta,incapaz de ignorar su curiosidad camino hacia la misma y noto que la computadora estaba prendida. Se sentó en el asiento y empezó al documento de Word que estaba abierto.

Confundido,movió el mouse hasta encontrar una carpeta con su nombre, la fabrico y estaba lleno de documentos con fechas, abrió cada uno de ellos y encontró todos los momentos que había vivido con Valeria escritos allí, cada dialogo, cada contacto. Pero a medida  que los documentos se acercaban ala fecha actual eran cada vez menos parecidos a la realidad.

“¿Ella escribe lo que desea que suceda en nuestra relación?” Con las cejas juntas mostrando confusión el levanto la mirada para encontrarse con Valeria que estaba pálida en la puerta.

—Valeria, ¿Qué es todo esto?

Si disfrutaste el capítulo por favor comenta y dale like.

Mi Twitter es : @florsaezescribe .

Mi Instagram es : @florenciasaezisapotato  .

Paypal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s